9
febrero 25, 2014 Publicado por marcos en

Cinco generaciones junto a La Mona

 “Es parte de nuestro folklore nacional, es un pueblo alegre con ganas de bailar”, dice una de las tantas canciones que reflejan lo que es el cuarteto para nuestra provincia, y por qué no, para nuestro país.

Es que para hablar de cuarteto como folklore es necesario sentirlo como forma de vida, como una costumbre, como un sentimiento colectivo. Pero hay algo fundamental: se tiene que transmitir de generación en generación y permanecer vivo con el correr de los años y las décadas.

Esto se ve reflejado últimamente en los bailes de La Mona, donde de a poco se está presentando a la 5ª generación de bailarines. Como vemos en las imágenes que acompañan a esta nota, chicos menores de 5 años ya se animan a subir al escenario a cantar con Jiménez.

Pero en la última visita del cantante a San Francisco, subieron a las tablas dos “moneros” de la vieja escuela. Hacía más de cuarenta años que no asistían al baile de La Mona, y volvieron a cantar y bailar como si el tiempo no hubiera pasado.

De esta manera quedaron reflejadas cinco generaciones de bailarines en un mismo show. Para que los grandes recuerden sus épocas de juventud y para que los chicos empiecen a conocer la esencia de su pueblo. Ya lo dijo La Mona: “Al tunga tunga no lo van a sepultar”. Amén.

Click para compartir estoClick para compartir esto